abril 23, 2024

La Necesidad de Aumentar la Agricultura Mecanizada en África para Aliviar el Hambre

2 minutos de lectura

La agricultura mecanizada es esencial para el futuro de África. Con una población que se espera que se duplique para 2050, el continente debe abandonar las técnicas agrícolas manuales y adoptar la tecnología moderna para realizar las mismas tareas de manera más eficiente3. Actualmente, los niveles de mecanización en las granjas de África son muy bajos, con el número de tractores en el África subsahariana que varía desde 1.3 por kilómetro cuadrado en Ruanda hasta 43 por kilómetro cuadrado en Sudáfrica3. Sin la agricultura mecanizada, la productividad sufre drásticamente, lo que reduce los ingresos de los agricultores3.

La Importancia de la Mecanización

La mecanización no solo es para labrar la tierra, sino también para la siembra, la cosecha, el procesamiento y el almacenamiento de productos3. Los niveles crecientes de mecanización impulsarán los procesos sociales y económicos tanto en las funciones dentro de la granja como fuera de ella en las comunidades rurales, reduciendo la dureza del trabajo agrícola y mejorando los rendimientos3. Además, la mecanización puede atraer a los jóvenes a las granjas y reducir el alto desempleo juvenil en África, que representa aproximadamente el 60% del total de desempleados3.

El Papel de la Tecnología

Gracias a los avances en la energía renovable y la tecnología digital, África puede saltar las etapas de desarrollo tecnológico que otras regiones han tenido que emprender, haciendo que su proceso de mecanización sea rápido y extremadamente lucrativo3. La utilización de tractores puede ayudar a los agricultores a plantar campos a tiempo para la lluvia. Debido a que la siembra con un tractor es más consistente que la siembra a mano, también puede mejorar los rendimientos3.

El Futuro de la Agricultura Mecanizada en África

Para que la agricultura mecanizada sea exitosa en África, es esencial que se aborden cuestiones clave de sostenibilidad, incluyendo el género, la juventud, la protección del medio ambiente y el principio general de que la agricultura debe ser rentable6. Estas estrategias también deben cubrir toda la cadena de valor agroalimentaria, incluyendo la cosecha, el manejo, el procesamiento y los aspectos de seguridad alimentaria, con el objetivo de reducir las pérdidas de alimentos, impulsar el empleo rural y fortalecer los vínculos entre los agricultores y los consumidores6. Con la proliferación de tecnologías móviles y el acceso a información y servicios, hay un gran potencial para la innovación en la agricultura africana6.