mayo 29, 2024

Los Santos Grial de la Historia de EE. UU.: Dos arados forjados por John Deere escondidos en una granja de Iowa

2 minutos de lectura

En una granja de Iowa, se encuentran dos arados de acero, considerados como los Santos Grial de la historia de Estados Unidos, que fueron forjados por el mismísimo John Deere1. Estos arados, adquiridos directamente de la tienda de John Deere en Illinois en 1839 y 1840, podrían ser los primeros en arar la tierra al oeste del río Mississippi durante la expansión hacia el oeste de América1. Sam Shaff, el dueño de la granja, es descendiente de Heman Shaff, quien compró el arado de 1839, el primer arado Deere en tierras agrícolas de Iowa1.

Los arados, que se encuentran detrás de unas puertas de garaje poco llamativas en la granja de Sam Shaff, tienen un gran valor histórico1. Según Sam Shaff, su familia compró los arados directamente de John Deere, quien, a pesar de estar muy ocupado, era un caballero muy amable1. El primer arado costó $24, y todos los vecinos querían probarlo1. Estos arados representan un hito en la historia de la agricultura y la expansión de Estados Unidos.

Hoy en día, estos arados históricos descansan en una granja de 1,000 acres de maíz y soja en el condado de Clinton, en el este de Iowa, cerca del río Mississippi1. La granja es la más antigua en funcionamiento continuo en la zona y es un recordatorio del legado de John Deere y su contribución al desarrollo de la agricultura en Estados Unidos1. Estos arados son un testimonio de la innovación y el espíritu pionero que impulsó la expansión hacia el oeste y el crecimiento de la nación.