julio 15, 2024

Cultivos Genéticamente Modificados: ¿Una Falsa Solución al Cambio Climático?

3 minutos de lectura

Los cultivos genéticamente modificados (GM) han sido objeto de debate durante décadas. A pesar de las promesas de la industria biotecnológica, estos cultivos no son la solución al cambio climático.

En julio de 2023, la Comisión Europea propuso desregularizar una gran cantidad de plantas producidas mediante nuevas técnicas genéticas. Si se aprueba esta propuesta, estas plantas se tratarían igual que las plantas convencionales, eliminando la necesidad de pruebas de seguridad y etiquetado de alimentos genéticamente modificados. Sin embargo, los ciudadanos europeos han mostrado resistencia a aceptar ciegamente los alimentos GM desde que se desarrolló la tecnología, principalmente debido a preocupaciones sobre el control corporativo, la salud y el medio ambiente.

Las empresas de biotecnología han intentado vender cultivos GM a los europeos durante décadas. Pero la mayoría de los ciudadanos europeos siguen convencidos de que los cultivos hechos con técnicas genéticas antiguas y nuevas deben ser probados y etiquetados. Entonces, ¿de dónde viene esta propuesta? Parece que las empresas de biotecnología han logrado convencer a algunos de que sus productos son seguros y necesarios.

Las investigaciones han demostrado que las nuevas técnicas genéticas pueden alterar las características de una especie «hasta un punto que sería imposible, o al menos muy poco probable, utilizando la cría convencional». También pueden desencadenar cambios sustanciales no deseados en el material genético de las plantas. Pero, quizás lo más importante, los cultivos genéticamente modificados no son la solución a la crisis climática. Son una falsa solución que parte de la pregunta equivocada.

Es bien sabido que nuestro modelo agrícola actual contribuye significativamente al cambio climático. El desarrollo de cultivos GM está siendo dirigido en gran medida por los mismos gigantes agroquímicos que establecieron y controlan esta forma de agricultura. Empresas como Corteva y Bayer (que adquirió la compañía agroquímica estadounidense Monsanto en 2018) están liderando la carrera para asegurar patentes sobre nuevas técnicas genéticas y sus productos.

Aunque las empresas de biotecnología están jugando la carta del clima, solo una pequeña proporción de los cultivos GM desarrollados hasta ahora han sido diseñados para resistir condiciones climáticas extremas. La mayoría están diseñados para resistir herbicidas, lo que permite a los agricultores rociar sus campos con productos químicos sin dañar los cultivos.

Preguntas Frecuentes (FAQ)

¿Qué son los cultivos genéticamente modificados (GM)?
Los cultivos GM son plantas cuyo ADN ha sido modificado utilizando técnicas de ingeniería genética. Esto se hace para introducir características beneficiosas en las plantas, como resistencia a plagas o tolerancia a herbicidas.

¿Por qué los cultivos GM son controvertidos?
Los cultivos GM son controvertidos debido a preocupaciones sobre su impacto en la salud humana y el medio ambiente. También hay preocupaciones sobre el control corporativo de la cadena alimentaria y la falta de transparencia en el etiquetado de alimentos GM.

¿Por qué los cultivos GM no son una solución al cambio climático?
Aunque algunos cultivos GM pueden ser diseñados para resistir condiciones climáticas extremas, la mayoría están diseñados para resistir herbicidas, lo que permite a los agricultores rociar sus campos con productos químicos sin dañar los cultivos. Esto puede contribuir a la contaminación del suelo y del agua y a la pérdida de biodiversidad. Además, el modelo agrícola actual, que incluye el uso de cultivos GM, contribuye significativamente al cambio climático.

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.